¡Qué bonica es nuestra novia Natalia! De verdad, una novia preciosísima, por dentro y por fuera. Seguro que a ti también te enamora. Ella es una novia que quiso dejar fuera protocolos estrictos y tradiciones, e hizo una boda a su manera, auténtica e íntima.

Hoy te quiero hablar de ella, y de su gran día.

Ya sabes que esta es mi sección del blog favorita. Porque te podemos mostrar nuestro trabajo de la mejor forma posible, a través de nuestras princesas, nuestras novias.

Pero no sólo hablamos de sus looks, porque ellas también nos cuentan con sus propias palabras cómo se sintieron y todas las emociones que vivieron durante su boda.

Y creo que Natalia ha conseguido resumir a la perfección en una frase todo lo que vivió:

“Ese día lloraron muchos y muchas, pero fueron las lágrimas más bonitas que he visto nunca.”

Una de las cosas que más me sorprendió de lo que nos contó Natalia, es que rompió una de las mayores reglas del día de la boda, ella vio a su futuro marido antes de la ceremonia.

Se reunieron en la masía de San Antonio de Benfaió, donde celebraron la ceremonia. Se cambiaron, y decidieron reunirse antes de que llegara nadie.

Quisieron disfrutar a solas de esa emoción que sientes cuando ves a tu futuro marido/mujer antes de que llegue el gran momento. Porque es cierto que después, durante la ceremonia, con los nervios y todo el trajín, no da tiempo a disfrutarlo como se merece.

La historia de Natalia y su gran amor, Raúl, se remonta a 8 años atrás nada más y nada menos. Una de esas historias en la que las cosas fluyen casi sin que te des ni cuenta.

Pero quiero que sea ella misma quien te lo cuente con sus propias palabras:

Dieciocho años era la edad que yo tenía cuando empecé mis prácticas de auxiliar de enfermería.

Eran mis primeros días cuando vi por primera vez a un chico pelirrojo y con perilla perilla, y de bonita sonrisa y rostro agradable, era un estudiante como yo, pero él estudiaba enfermería.

Se sentó a mi lado y hablamos 5 minutos en los que me bastaron para saber que era un chico majísimo y muy agradable, de esos que te inspiran confianza muy rápido, pero tenía cosas que hacer y simplemente se levantó, se despidió y se fue.

Nos vimos alguna que otra vez más y nos dimos el correo electrónico.

Cuando se acabaron mis prácticas y llegó el momento de separarnos, pasó un año sin saber nada el uno del otro, hasta que un día coincidimos en el messenger, un “hola” apareció en pantalla, hablamos por hablar y no sé cómo surgió, pero finalmente quedamos en vernos, concretamos día y hora, y ese día llegó. No era una cita, o bueno, yo pensaba que no lo era, y simplememte tomamos café y hablamos y hablamos.

Otro día quedamos de nuevo, y otro y otro, nos empezamos a ver todos lo días, estábamos tan cómodos juntos que realmente no veía que había algo más, hasta que un día de madrugada le contaba qué se yo, daba igual, simplemente las palabras dejaron de tener importancia y se transformó en un beso.

A partir de entonces hemos sido inseparables, y 8 años han pasado en los que hemos evolucionado como personas, como mejores amigos, y como relación.

Dicen que somos el modelo a seguir de muchos, la “pareja perfecta”, y sí es cierto que cuando nos miramos sigue intacta esa complicidad y esa admiración del principio de enamorarnos, eso nos hace una pareja fuerte y por ello decidimos cumplir nuestro sueño y celebrar muestra boda, una boda íntima y cálida en la que todos aquellos que nos vieron crecer juntos desde entonces compartieran con nosotros nuestro momento.

Ese día lloraron muchos y muchas, pero fueron las lágrimas más bonitas que he visto nunca.

💜💜💜

En serio, tengo debilidad por las historias de amor. Me encantan.

El look de Natalia fue muy romántico, a conjunto con su precioso vestido lleno de bordados y de corte princesa de Josefina Huerta.

Ella es una novia muy dulce, y soñadora, y creo que el estilo le iba como anillo al dedo.

Para crearlo, Paloma disfrutó mucho haciendo equipo con una gran profesional del sector: Vanesa Tapias. Vanesa hizo el maquillaje, y fue quien recomendó a Paloma a la novia para que la peinara. Ya que el estilo que Natalia buscaba, es una de las especialidades de Paloma: los recogidos bajos.

Este tipo de recogidos super románticos, con volumen y unas pocas ondas sueltas y despeinadas, son de los favoritos de Paloma. Le encanta hacerlos. Y sientan de maravilla a todos los tipos de rostro. Además, las flores de la floristería Atelier de la flor de Valencia, le dieron ese toque final tan bonito al peinado.

Natalia nos contó que estaba un poco preocupada porque su pelo no tiene mucha mata. Pero Paloma tenía dentro de la manga, unos cuantos trucos y técnicas para que nuestra princesa consiguiera el peinado de sus sueños.

Mira que palabras tan bonitas nos dejó después:

En un día como el día en el que te casas no es fácil elegir a la persona a la que vas a dejar el peinado que quieres hacerte en sus manos, menos mal que hoy en día tenemos a nuestra mano internet para orientarnos según las opiniones que dejamos sobre… todo!

Una pequeña guía muy útil a veces, y simplemente fui a parar a Princesas de Paloma Barba. Fue una suerte, porque cuando me hizo el recogido (y no es fácil con la poca mata de pelo que tengo) me sentí guapísima, y me duró tooodo el día intacto! Al acabar la boda realmente me acordé de Paloma, de verdad, ni un pelo fuera de su sitio, eso es hacer el trabajo con cariño y lo demás son tonterías

Además, nuestro equipo de princesas, también se encargó de peinar, maquillar y dejar guapísima a la madre de Natalia.

La ceremonia y el banquete fueron preciosos, al aire libre, en el restaurante Masía de San Antonio en Benifaió. Eva Marco, fue la encargada de dejar todo así de bonito.

Y no nos podemos olvidar de Estudio Tandem, que hizo unas fotos espectaculares, capturando cada emoción que vivieron los novios.

De hecho, también hicieron un vídeo muy bonito del gran día, de esos que erizan los pelos:

 

Tenemos muchísima suerte de tener princesas como Natalia. Un auténtico amor.

Desde el equipo te deseamos toda la felicidad del mundo a ti y a Raúl, y que sigáis siendo “la pareja perfecta” por muchísimos años más.

Y ya sabes que si quieres ser una de nuestras princesassólo tienes que escribirnos por aquí, o dejarnos un mensajito en nuestro facebook o nuestro instagram, decirnos la fecha de tu gran día, y allí estaremos para mimarte y dejarte guapísima.