fbpx
Top

Hoy os traemos la boda de María José y Manuel. Una pareja que no lo ha tenido nada fácil y aun así han decidido apostar por el amor. “Aunque no haya podido ser una boda normal sin Covid y con tantas restricciones, sin baile y sin fiesta, fue maravillosa y muy especial, no faltaron los detalles y los momentos especiales”. Y es que, las bodas en pandemia también son inolvidables.

Solo hay que ver cómo los novios relatan su gran día para entender que la esencia de una boda permanece sean cuales sean las circunstancias. María José es de Ecuador y su familia no pudo asistir a causa de las restricciones. Aun así, les sintió muy cerca y fueron partícipes de todo: “Como el resto de mi familia debido a la pandemia no pudo viajar, la ceremonia se retransmitió en directo para ellos. En Ecuador y Estados Unidos eran las 3:30am, fue muy emocionante pensar que nos estarían viendo desde tan lejos. “Tenemos la grabación y no paro de verlo cada vez que me apetece y me emociono cada vez que lo veo”. 

María José y Manuel se conocieron una noche de verano de 2026 a través de una amiga en común. Después de coincidir en varias ocasiones, decidieron empezar a conocerse un poco mejor, y fue en febrero de 2017 cuando dieron el paso de iniciar una relación. El comienzo no fue fácil ya que por motivos de estudios tuvieron que vivir su amor a distancia. “Fue duro pero la distancia hizo que nuestra relación se hiciera más fuerte”. Así nos contaba María José que, cuando dos personas se quieren no hay barreras ni impedimentos que puedan con ello. “Todos estos años han sido tan especiales, creo que estamos hechos el uno para el otro. Me siento tan feliz“.

La pedida de mano fue muy especial ya que tuvo lugar en la playa en la que Manuel veraneaba de pequeño en un ambiente muy íntimo y mágico. Aunque la idea inicial era en Sicilia, debido a la complicada situación no fue posible. Esto nos demuestra que las mejores cosas no se planean, simplemente suceden. “Estábamos los dos solos en la playa viendo el amanecer, fue tan especial y tan íntimo que fue precioso“. “La madrugada del 1 de septiembre 2020 nos despertamos y fuimos a la playa, vimos el amanecer que fue precioso y en un momento me dice “gírate y te hago una foto de espaldas con el sol saliendo”. En este instante, Manuel aprovechó para dejarle el anillo de compromiso dentro de su bolso. “Me dio por abrir el bolso en ese momento porque quería coger un pañuelo y me encontré la cajita, casi me da algo, me mira y me dice ‘¿quieres casarte conmigo?’. La emoción me inundó y muy emocionada le dije que sí”.

 

Su gran día dio comienzo en el hotel Neptuno donde se hospedó junto a su madre y su hermana. Allí fue a donde se desplazó el equipo de Paloma para dejar todavía más guapa a María José. “La mañana del día de la boda fue tan especial, y gracias a ti y a tus compañeras tuvimos una mañana tan bonita“. Como ya sabéis, nos encanta formar parte de los momentos previos al ‘sí quiero’. Se crea una ambiente muy especial y una conexión única.

 

“Cuando tuve que ponerme a buscar maquilladora y peluquera para mí boda estaba tan nerviosa, porque no me suelen gustar nunca como me peinan y siempre acabo con el pelo suelto y liso, y lógicamente esta vez quería un peinado bonito y que me viera con él”. “Desde el primer momento que hablé contigo pensé: quiero que me peine y maquille Paloma“. Para nosotras es imprescindible que exista esa conexión y con María José la hubo desde el inicio.

En la prueba de maquillaje y peinado salí tan contenta porque sin decirte un peinado en concreto supiste cuál era el peinado que quería y con el cual me sentí tan cómoda“. Estas palabras son las que hacen que todo cobre sentido y continuemos haciendo felices a nuestras princesas, porque sin ellas saberlo, también nos hacen felices a nosotras.

 

“Estoy tan contenta de que me hayas maquillado y peinado tú, gracias por haber conseguido que me sintiera como una princesa y que me viera tan perfecta y tan yo”. Para nosotras es muy importante conseguir alcanzar ese equilibrio en el que os sintáis más guapas que nunca sin perder vuestra identidad y esencia. Por ello, siempre adaptamos tanto el maquillaje como el peinado a vuestros rasgos, gustos y necesidades. Porque cada novia es única y diferente.

El día continúo con la visita de sus familiares. “Después de vestirme llegaron mis hermanos, mi cuñada, mi sobrinita y mi padre y nos hicimos un par de fotos, estaba tan feliz“. 

Después de este momento tan íntimo y familiar, el coche de novios le recogió acompañada de su padre y le llevó a la Iglesia San Martín Obispo y San Antonio Abad, en Valencia, donde tuvo lugar la ceremonia. “Solo de volver a pensar en ese día me llena de emoción”. Allí, esperaban sus damas para entrar junto a ella. Entré a la iglesia del brazo de mi padre y me acordaba de los gemelos que le había regalado dos días atrás. En ellos ponía: “de tus manos mis primeros pasos y de tu brazo al altar”, mi papá estaba muy emocionado”.

“Al llegar al altar y ver la cara de Manu tan feliz fue mágico, todos los nervios se me fueron y solo sentía felicidad”. María José resalta un momento muy especial: “en la iglesia cuando dimos el sí quiero fue tan bonito que ese momento fue mágico, como si estuviéramos los dos solos en toda la iglesia”. Y es en ese instante cuando se dan cuenta de que lo más importante es la unión y el matrimonio, independientemente de las circunstancias.

Después, se desplazaron al Huerto de Santa María, donde tuvo lugar el banquete, y a pesar de las limitaciones disfrutaron como nunca. “Aunque no hubo mucho tiempo porque la boda debía acabar a las 18:00 fue perfecta”. María José recuerda la entrada como un momento único. Antes de que ellos aparecieran, se proyectó un vídeo con fotos de la pre boda y de momentos que habían ocurrido ese mismo día. “Los invitados se quedaron flipando al ver proyectadas fotos y vídeos de momentos que habían pasado esa misma mañana”. Esto es algo que últimamente se está haciendo mucho y a los invitados les encanta.

Después, entraron ellos al ritmo de Uptown Funk con unas maracas y todos les siguieron con las que previamente les habían regalado. “Fue un momento muy divertido. Estábamos nerviosos porque dos días atrás no teníamos pensada la entrada y apenas habíamos ensayado pero todo salió tan perfecto que todos nos decían que había sido lo mejor de la boda“.

María José también destaca otros momentos muy especiales como el corte de la tarta, el baile con su padre, el baile con Manuel y la entrega de los ramos a las madres, abuelas, hermanas y amigas. “Tratamos de que hubieran detallitos y que los invitados se sintieran especiales”.

 

Finalmente, terminó el día con un vídeo en el que su familia de Ecuador les dedicaba unas palabras. “Fue demasiado emocionante y precioso”. 

Y así resume nuestra princesa su gran día: “Fue el mejor día de nuestra vida sin duda”.

 

Gracias por confiar en nosotras y dejarnos ser testigos de esta maravillosa historia de amor. Estamos muy felices de haberlo compartido contigo y os deseamos que a partir de ahora todos los días sean “el mejor día de vuestra vida”. Un millón de gracias.

 

Maquillaje y peluquería: @palomabarbaa
Foto: @fran.barba.estudios y @raulbm.estudios
Vídeo: @alejandroguzman_fotografia y @kelmib
Vídeo ceremonia en directo: @dandelion.estudios
Música ceremonia: @dacapo.music.oficial
Coche de novios: @ronni_and_bruss
Banquete: @elhuertodesantamaria
Flores iglesia y ramos: @la_violeta_lolin
Flores y decoración banquete: @floresvendrell
Coreógrafos baile de novios: @ruben1salvador y @cristina.carpo
Vestido novia: @vertizegala
Zapatos novia: @menbur
Alianzas: @argimirojoyero
Traje novio: @camiseriaolegario
Invitaciones: @cottonbirdes

Descubre tendencias, consejos y novedades sobre las Princesas de Paloma directamente en tu correo

v

At vero eos et accusamus et iusto odio dignissimos qui blanditiis praesentium voluptatum.