Si te pasa como a mi y tienes la piel seca, coincidirás conmigo en que es una auténtica lata. Cuando te maquillas, la piel se nota seca, apagada, como sin vida, y eso sin hablar de la peor pesadilla sin duda de las que tenemos la piel seca: las arrugas (horror).

Te pones el maquillaje y todo parece ir bien, pero a las pocas horas las pielecillas vuelven a aparecer en las zonas secas, y, además, notas la cara super tirante, y lo peor es que el maquillaje se cuartea y empiezan a hacerse súper visibles las líneas de expresión. Yo algunas veces llegué incluso a envidiar un poquito a las pieles grasas…

Por eso, si tienes la piel seca, tienes que quedarte a leer este artículo. Te vamos a dar unos consejos para el día a día que harán que tu piel recobre esa luminosidad que conseguirá que tengas un maquillaje radiante (doy fe de verdad funcionan porque yo los aplico cada día y he notado un montón el cambio).

Pero eso sí, tienes que comprometerte. La piel seca no se borra con ponerte una crema hidratante de vez en cuando. Esto se trata de ir introduciendo en tu día a día una rutina de cuidados que tu piel agradecerá por siempre.

¿Estás lista para mimar tu piel seca y decir adiós a las tiranteces?

Pues vamos a ver esos trucos.

1- Los productos hidratantes serán tus nuevos mejores amigos

Sí, parece algo obvio, pero hidratar la piel seca es algo muy muy muy importante.

Hazte con una buena crema hidratante y póntela al menos 2 veces al día. Una vez antes de maquillarte, y otra, después de desmaquillarte y antes de irte a dormir, ya que es entonces cuando tu piel hará el proceso de regeneración, y con una buena crema hidratante la ayudarás muchísimo.

También es esencial que consigas un buen contorno de ojos. Al rededor de los ojos es donde tenemos la piel más fina y sensible de todo el rostro, por eso también es importantísimo que la hidrates bien. Además, si tu piel está bien hidratada se mantendrá mucho más elástica, y eso alejará por mas tiempo a las temidas líneas de expresión de los ojos.

Si además, eres de las que les suelen salir pielecillas en los labios que le arruinan el pintalabios, se arregla muy fácilmente (de verdad muy fácil) manteniendo tus labios hidratados. Una vez a la semana exfóliatelos con el exfoliante que te recomendamos en este post y todas las noches, antes de irte a dormir, aplícate una baselina o un bálsamo de labios nutritivos y en unos pocos días tendrás unos labios super jugosos y sin pielecillas.

Tip extra: Si sientes que las cremas hidratantes no son suficientes para ti. Hazte con algún aceite esencial como el aceite de argán y aplícate un par de gotitas en la crema hidratante. Funciona increíblemente bien.

2- Utiliza bases específicas para pieles secas

Las pieles secas estamos muy mimadas por las marcas de maquillaje, de eso no nos podemos quejar, han creado un montón de bases específicas para nosotras.

¿Qué tipo de base deberías utilizar? Pues las que mejor funcionan son las bases fluidas y ligeras, y si tienen un acabado jugoso, mejor, ya que le aportarán a tu piel ese brillo que la sequedad le ha arrebatado.

Hay muchísimas bases que, además, incluyen aceites o minerales en su composición, esas son las que mejor te hidratarán sin duda.

Un truco que además a mi me funciona muy bien para que el maquillaje no me saque a relucir las líneas de expresión es, una vez aplicado, retirarme el exceso dándome unos toquecitos con un pañuelo de papel.

Y si eres de las que utiliza polvos translúcidos para sellar el maquillaje o porque tiene alguna zona con un poquito de grasa, ojo con ellos, porque también resecan muchísimo y aplícatelos sólo en las zonas imprescindibles, porque si no, corres el riesgo de acabar con la piel efecto “cartón”.

Como alternativa a los polvos, Paloma te recomienda que los cambies por una prebase, su favoritísima: la prebase matificante de la gama “Step 1” de Make Up For Ever, que además de cerrar los poros, tiene un efecto mate precioso, puedes aplicártela sólo en la zona T, y desde aquí te digo que con ella te vas a olvidar de los brillos y sin esa sensación de piel acartonada.

Tip extra: para aplicarte la base, te recomiendo que no lo hagas con tus dedos y te compres un buen pincel, ya que será mucho más suave con tu piel y evitarás que se escame.

.

3- Olvídate de los productos en polvo

La máxima de las pieles secas en cuanto a maquillaje: los productos en polvo resecan la piel, por lo que olvídate de ellos. Tu piel tendrá un acabado mucho más bonito si te decantas por sus versiones en crema.

Por ejemplo, los coloretes son un claro ejemplo de ello. Utilizando un colorete en crema tendrás un efecto mucho más jugoso y bonito que utilizando el mismo colorete en polvo. Además, no te preocupes, porque son muchísimo más fáciles de aplicar de lo que piensas.

Si tienes la piel de los párpados seca, lo mismo ocurre con las sombras de ojos, empieza a utilizar sombras cremosas y verás como además de aguantarte muchísimo más, tendrás un efecto mucho más bonito.

Tip extra: si quieres darle un extra de luz a tu piel, ya que muchas veces las pieles secas la solemos tener más apagadita, hazte con algún buen iluminador en crema, cómo este de NARS que te contamos en este post y mezcla un poquito con la base de maquillaje antes de aplicártela, crea un efecto súper súper bonito.

.

4- Ten una buena rutina al desmaquillarte

La rutina al desmaquillarte es casi casi tan sagrada como la crema hidratante.

Si estás utilizando agua micelar para dismaquillarte, olvídate de ella, por muy de moda que esté, porque a las pieles secas no nos va nada bien. En cambio, utiliza desmaquillantes como la leche desmaquillante, o productos en crema o aceites desmaquillantes, además de funcionar igual de bien o mejor, te aportarán un extra de hidratación increíble.

Después del desmaquillante, es muy recomendable que utilices algún jabón neutro o específico para pieles secas para acabar de limpiar bien bien la piel ya que eliminar todas las impurezas que ha ido acumulando durante el día ayudará a que esté mucho más radiante.

Y, cómo último paso pero no menos importante, cuando tengas la piel limpia, aplicarte los contornos y las cremas hidratantes junto con un par de gotitas de aceite como te he comentado antes, si quieres.

Tip extra: cuando te laves la cara, hazlo con agua fría. Esto tiene una explicación: el agua caliente elimina los aceites que se encuentran de forma natural en nuestra piel, y corres el riesgo de resecar aún más la piel. Y eso es justo lo que queremos evitar.

5- Extras de hidratación

Si quieres un extra de hidratación y cuidado para la piel, no hay nada mejor que mimar tu piel con una buena mascarilla. En este post te contábamos 5 mascarillas que tu piel necesita, y la verdad es que van de maravilla y son súper fáciles de hacer.

Una vez a la semana es muy recomendable que utilices alguna mascarilla o producto exfoliante, eso sí, suavecito si además de tener la piel seca la tienes sensible. Exfoliarte te ayudará a retirar las pielecillas muertas que nos salen, ayudarás a que tu piel se regenere antes, y tendrás una piel con un acabado mucho más liso y bonito.

Incorporar mascarillas hidratantes a tu rutina semanal, o incluso diaria, será un mega extra de hidratación y nutrición que tu piel agradecerá muchísísimo, y te lo devolverá en forma de luminosidad y elasticidad.

Tip extra: algo que nos dicen muchísimas veces y que pasamos por alto pero que ayuda muchísimo a mantener nuestra piel sana e hidratada: bebe 2 litros de agua, y utiliza protección solar, especialmente ahora que se acerca el verano. Beber agua tiene muchísimos efectos beneficiosos en nuestras células. Y, por otra parte, el sol, además de ponernos morenas, también nos reseca la piel y la debilita muchísimo, por lo que contar con un buen protector solar no sólo ayudará a hidratar tu piel, si no que también ayudarás a que el envejecimiento prematuro se olvide de ti.

.

.

Y estos han sido los tips. Fíjate, no son muchos, pero si consigues acostumbrarte a incorporarlos en tu rutina diaria de cuidados, puede hacer milagros por combatir la sequedad de tu piel.

Así que ahora que se acerca el verano y es una de las épocas en la que más sufre nuestra piel, es el momento de empezar la “operación hidratación” para lucir una piel estupenda con el calorcito.