Ya se acerca tu gran día. El día B. Muy pronto estarás andando hacia el altar, con tu precioso vestido.
¿Cómo te imaginas? Seguro que como una auténtica princesa, radiante. Y estoy segura de que quieres que tu maquillaje sea espectacular. Por eso tienes claro que quieres contratar a alguien que te haga estar más guapa que nunca.
.
Sin duda tu boda será un día en el que serás la protagonista, recibirás cientos de miradas. Por ello es importantísimo que te sientas guapa y segura de ti misma. Y el maquillaje puede ser tu aliado, o por el contrario, tu peor pesadilla.
.
.
El problema, es que no vale solo con contratar a un profesional como Paloma, cruzarte de brazos, y esperar a que haga milagros con su maquillaje. Está claro que un profesional hará todo lo que pueda para que estés guapísima. Pero desde aquí te digo que hay algunos truquitos muy fáciles para que tu maquillaje se vea 10 veces mejor. ¿No crees que merece la pena?
 .
Por eso he querido hacer este post, en el que te cuento los 6 peores errores que puedes cometer en el maquillaje de tu boda, y sus respectivas soluciones para que estés simplemente radiante 🙂
 .
¿Los vemos?
.

1) No tener en cuenta nuestra piel

Error número 1 y el peor sin duda. Este es el primero que aparece en la lista negra de cualquier profesional del maquillaje. Una piel sin cuidar es la peor pesadilla para aplicar un maquillaje que se vea bien. Y no me refiero solo a tener un par de granitos. Me refiero a una piel seca, o por el contrario demasiado grasa, sin luminosidad y con una mala hidratación.
 .
Piénsalo, al final, el maquillaje es un producto que se aplica sobre la piel, cuanto más bonita sea tu piel, más bonito se verá el maquillaje. Si tu piel no está equilibrada, tu maquillaje no solo lo reflejará, si no que también puedes tener problemas para que aguante todo lo que debería.
.

Solución

Cuidar tu piel es algo que deberías hacer a diario, y no es mala idea utilizar tu boda para empezar a hacerlo. Eso sí, no esperes milagros, para notar verdaderos resultados, debes empezar al menos 4 meses antes del gran día.
 .
Para empezar, te recomiendo que consigas una buena hidratante, un buen sérum y aplicarte alguna de las mascarillas caseras que te recomendábamos en este post todos los días.
 .
Pero si te apetece probar algo más especial, porque es tu día B y te lo has ganado, te recomendamos que pruebes algún tratamiento de luminosidad, un tratamiento equlibrante, o una limpieza de cutis, dependiendo de las necesidades de tu piel.
 .
La recomendación de Paloma, y algo que ella ama, es el tratamiento Indiba. Se trata de un calentamiento local de los tejidos de una zona del cuerpo, mediante un campo eléctrico o magnético.
Lo que consigue es que nuestro cuerpo aumente la síntesis de colágeno y elastina, y ayuda a eliminar las toxinas, con lo cual aporta hidratación, luminosidad y reafirma el contorno, además reduce las bolsas de los ojos.
.

2) Dejar nuestros labios descuidados

Tener los labios secos y con pieles, es sinónimo de que cuando apliquemos un color de labios, será un desastre. Se verán cuarteados, secos, y encima con las antiestéticas pielecillas, además de que el color te durará un suspiro.

Al igual que con la piel, hay que cuidar los labios para conseguir tener un color impactante. Y hablo para cualquier color, ya sea que nos decantemos por un color nude, o un rojo vivo.

Solución

Lo primero es hacerte un peeling todas las semanas, puedes hacerlo muy fácil con un poco de miel y azúcar como te contábamos aquí. Si puedes, consigue una buena mascarilla de labios también. Esto conseguirá eliminar la piel muerta, para que la hidratación penetre más profundamente.
Y todos los días, al menos durante 1 mes antes de la boda, aplícate hidratación, mañana y noche. Los dos favoritos de Paloma para hidratar son los productos de labios de Biopel o Carmex.
.

3) Pensar que más, es sinónimo de mejor

Cuando queremos que nuestra piel se vea bonita, tendemos a aplicar muchísimas capas de maquillaje y muchísimo producto para que nuestra piel se vea cuanto más uniforme mejor. Pero lo que conseguimos es un efecto máscara muy feo, irreal, y que se nota a la legua.
.
Cuando aplicas mucho producto, lo que tu piel no pueda absorber, transferirá, y corres el riesgo de dejar maquillaje en el traje de cada persona a la que abraces.
Además, cuando te hagan alguna foto de cerca, lo único que verás, es maquillaje, sin rastro de tu piel y encima, con todas las líneas de expresión marcadas por el exceso de producto.
.

Solución

Nosotras, cuando maquillamos, siempre siempre buscamos un efecto muy natural. Trabajamos con productos profesionales con un efecto piel muy bonito, y utilizamos lo justo para tapar imperfecciones y que se vea una piel preciosa.
 .
Todos los productos que aplicamos en piel y ojos, los difuminamos e integramos para que no haya líneas. Incluso las pestañas postizas que ponemos, siempre procuramos que se integren con las de nuestras novias, no queremos que se noten, buscamos un volumen muy natural.
 .
Así conseguimos que se vea una piel bonita, jugosa y suave, y un maquillaje que se ve natural incluso en las fotos de primerísimo plano.
 ,
Y no solo eso, si no que al aplicar menos producto, y utilizar maquillaje de calidad y waterproof (que es un imprescindible en las bodas), conseguimos que el maquillaje dure intacto hasta el final del día 🙂
.

4) No hacer prueba de maquillaje

El día de tu boda no es un día para jugártela. No puedes arriesgarlo todo a hacerte esa sombra de ojos que te ha encantado en pinterest, y que luego te quede fatal.
 .
La prueba es un momento para hablar con el profesional que has contratado y contarle el look que estás buscando. Pero sobre todo es un día para dejarte aconsejar y probar. Y no sólo probar si te gusta o no (que esto es importantísimo), también es esencial para testear que no haya alergias a ningún producto y que termines con la cara llena de ronchas en un día tan especial.
.

Solución

En nuestro servicio de maquillaje de novias, la prueba es una fase esencial para entender los gustos de la novia, y adaptarlos a su tipo de piel y de rostro.
 .
Paloma siempre te va aconsejar los tonos de maquillaje que mejor van con tu piel, y creará un maquillaje que acentúe tu belleza y potencie tus rasgos.
 .
Te recomendamos que traigas fotos de los estilos de maquillaje que te gustan, que hables sin miedo sobre tus gustos, y también nos enseñes fotos de tu vestido, porque al final, el look tiene que verse espectacular en conjunto.
Probaremos diferentes estilos, y puedes hacerte todas las fotos que necesites para elegir tu favorito 🙂
.

5) Ir más apurada de tiempo que el conejo de Alicia

El día de tu boda sin duda es un día de nervios a flor de piel. Vendrá mucha gente a verte, llorarás en cuanto menos te lo esperes y el tiempo pasará más rápido de lo que te puedas imaginar.

Por eso, muchas veces suele ocurrir que subestimamos el tiempo que tenemos disponible, y hacemos una agenda super apretada. El problema viene cuando no has calculado bien, o has tenido más interrupciones de las que esperabas, y toca correr para maquillar con el consecuente estrés que conlleva.

Solución

El día de la boda es un día de nervios, sí. Pero son nervios bonitos, mariposas en el estómago que hay que dejar que nos inunden, porque es una sensación super especial.
 .
Por eso, conviene siempre dejar un margen de tiempo extra, “un por si acaso” que no nos convierta esos nervios en estrés.
En nuestro caso, cuando maquillamos a una novia nos gusta que sea un proceso que disfrutéis, en el que os mimamos mucho. Por algo llamamos a nuestras novias princesas, porque te tratamos como a una verdadera princesa.
 .
Así que si tienes dudas sobre el tiempo, Paloma estará encantada de asesorarte y contestar todas tus dudas.
.

6) No ser tú misma e intentar disfrazarte

Muchas veces, en nuestro afán de querer estar espectaculares en nuestra boda, nos dejamos deslumbrar por estilos de maquillaje que nunca hemos llevado antes, porque vemos que quedan bien en otras, o porque son tendencia.

Me he dejado este punto para el final, pero para mí, es el más importante. En el día de tu boda, tienes que ser tú misma, porque corres el riesgo de que cuando veas tu álbum de bodas dentro de 5 años, no te reconozcas, que sientas que ibas disfrazada.

Solución

Buscar un estilo de maquillaje que mantenga tu esencia y carácter. Si nunca has llevado eyeliner, no te marques un Amy Winehouse en tu boda sólo porque sea lo que se lleva.

Es importante que cuando te mires al espejo después de maquillarte, te reconozcas. El truco es crear un look con el que te sientas tu misma, pero que potencie tu belleza al máximo. Y los profesionales están llenos de trucos para conseguirlo.

No tengas miedo de decir que no si no te encaja, por mucha tradición o tendencia que sea.

Tú eres tú, y tienes tu estilo único, y eso es lo más importante.

.

.

Espero que te hayan parecido útiles los consejos para evitar los errores. Ahora ya tienes un as en la manga (o más bien 6) para conseguir que tu maquillaje sea espectacular y estés preciosísima en el día de tu boda.

Y si quieres que Paloma sea quien te haga el maquillaje y te mime como a una princesa en tu gran día,  sólo tienes que escribirnos por aquí, o dejarnos un mensajito en nuestro facebook o nuestro instagram, decirnos la fecha de tu gran día, y allí estaremos.